iggy-the-stooges-4f2981c5a45e0

DOCUMENTAL \\ Gimme Danger (Jim Jarmusch, 2016) \\ Con el corazón lleno de napalm (por Rifle).

Como los futbolistas, casi todos los músicos tienen su cassette de respuestas prefabricadas para entrevistas, que incluye clichés como el desarrollo de su sensibilidad artística durante la niñez, sus ganas de explorar nuevos horizontes culturales o la influencia de la filosofía hegeliana en su manera de tocar el ukelele (ugh).

Por eso es interesante la sinceridad de Iggy Pop (o Jim Osterberg, como le pusieron sus progenitores y le dicen sus cumpas de Detroit) en Gimme Danger, el muy buen documental de Jim Jarmusch del año pasado, hablando con total candor de sus inicios en la música, influenciado por programas infantiles de televisión y armando instrumentos de percusión con partes de sus juguetes, o de cómo los Stooges solamente estaban tratando de encontrar un lugar en el mundo que no los rechazara por parias, y de divertirse un poco en el proceso, mientras todo el resto del submundo del rock en los 70s estaba preocupado por simular participación en cualquier movimiento político que se pusiera de moda como propuesta contracultural, pero no tanto, a las reglas injustas de un sistema caduco y corrupto que se tragaba (y aún lo hace) a la contracultura, con la facilidad con la que Pac-Man devora a sus fantasmitas intermitentes.

En Gimme Danger, Jarmusch acomete, con éxito, la complicada tarea de capturar la esencia de un acontecimiento cultural único y de transmitir, en su dimensión real, la epopeya de clase trabajadora que llevó a la creación, el ascenso y la rápida decadencia de los Stooges en menos de cinco años, dejando tres discos perfectos que influenciaron directa o indirectamente al rock, al punk y el resto de la música salvaje y ruidosa que existe en la actualidad y, sobre todo, como bien dice Iggy, dieron lugar al que tal vez sea su legado cultural más importante: la muerte de los 60s y su discurso vacío con olor a patchouli.

No es fácil definir a los Stooges, pero lo más parecido a una definición aproximada es lo que canta el mismo Iggy en Search and Destroy, cuando dice que es como una chita rondando las calles con el corazón lleno de napalm. Eso fueron, a rasgos generales, los Stooges, y el fuego de ese napalm todavía quema nuestros oídos y nuestros corazones, a medio siglo de empezar a arder.

Te puede interesar